miércoles, 28 de enero de 2015

Adelantamiento en el Neuropsiquiátrico

Ahorrar un año de decadencia, deterioro, retroceso y desvarío.

Adelantamiento en el Neuropsiquiátricoescribe Carolina Mantegari
especial para JorgeAsísDigital
“Opera para la embajada”.
Lo agravian, por internet, los contratados vocacionales de Parrilli, El Incomparable Godfrey.
Pero es probable que “Asís opere para Scioli”.
Porque, si sugiere la conveniencia de adelantar las elecciones presidenciales, es para beneficiar al líder de la Línea Aire y Sol, que sólo puede ganar en primera ronda.
“En segunda Scioli pierde, es boleta con cualquiera”.
Entonces Scioli necesita voltear las PASO. Y que los desastres instalados que arrastra La Doctora lo perturben menos. Amenazan con ser crecientemente implacables.
Como en el fondo Asís “es un peronista”, para los antiperonistas sólo quiere que el peronismo, con el adelantamiento, tenga mejor suerte.
En realidad, si se analiza la problemática con rigor, es a Massa, el Titular de la Franja de Massa, a quien le conviene la utopía del adelantamiento.
Porque Massa puede aprovechar el crédito que le queda del resonante triunfo de 2013. Éxito que tiene el riesgo de evaporarse. Por sus dificultades lógicas para el armado. Por los previsibles inconvenientes financieros.
A Massa le clavaron con eficacia la invención del estancamiento.
Ocurre que en el Neuropsiquiátrico la política se hace desde la gestión. Y hasta se financian con derivaciones de la gestión misma. Subproductos cínicamente admitidos del manejo presupuestario.
Pero Massa no tiene el manejo de una provincia, como Scioli (así se trate de la provincia inviable). Ni siquiera cuenta con la obediencia de los caudillos dóciles del peronismo que se dejan humillar, contranaturalmente, por Zannini, El Cenador, que les escribe el machete de lo que deben decir. Con indicaciones de La Doctora.
Tampoco Massa tiene detrás la fuerza del manejo de la jefatura del Artificio Autónomo.Adelantamiento en el Neuropsiquiátrico Tiene apenas una miserable diputación, y una nutrida “Armada Brancaleone” que lo sigue (puntualizarlo significa sospechar que Asís “opera para Massa”).
Sin embargo, si se toma el adelantamiento con un enfoque chiquito y coyuntural, el más favorecido es Mauricio Macri, El Niño Cincuentón.
Sin despeinarse, mientras les hace caso a Jaime, El Equeco, y a Marquitos, El Pibe de Oro, Macri gana en el análisis político la carrera enjabonada del sucesor. Aunque no le alcanza para ganar en el territorio.
Aún Macri no tiene completamente cerrado el acuerdo con los radicales de la estantería. Pero el adelantamiento podría precipitarlo. El Niño Cincuentón es el beneficiario directo del desgaste explicablemente cotidiano de La Doctora. Por lo tanto “es altamente probable que Asís haya cerrado con el macricaputismo”.
En cambio, por cuestiones afectivas, tal vez Asís opera la tesis del adelantamiento para favorecerlo a José De la Sota, El Cuarto Hombre.
Se lo ve con frecuencia junto a reconocidos baluartes del “delasotismo”. Aparte, tiene al tío Plinio radicado en las sierras, precisamente en Punilla, los pagos del gaucho Caserio.
De últimas, pese a ser un portador insano de neoliberalismo explícito, en el fondo Asís “mantiene melancólicamente su corazoncito bolche”. Debe operar para Jorge Altamira, El Trotsko Enciclopédico.
Desde la izquierda puede explotarse, con mayor celeridad, el Efecto Syriza-Tsipras, de Grecia. O el Efecto Podemos-Iglesias, de España. Para transformar el vacío inmaterial del capitalismo en una oleada a favor de la izquierda saludable y adolescente.

Analfabetismo funcional

Adelantamiento en el NeuropsiquiátricoEn realidad, para Asís, en su utopismo, el adelantamiento electoral presenta un sólo beneficiario. Es la Argentina. El Neuropsiquiátrico.
Consta que le da la razón al Papa Francisco cuando dice que La Doctora debe llegar al final. Sólo que, para ayudarla mejor, corresponde acercarle en cinco meses la línea de llegada.
Pero los “enternecedores choripaneros de la comunicación” de “6, 7, 8″ quieren cobrar el salario hasta diciembre. Y “los desperdiciados” de Tiempo Argentino, los gurkas de Szpolsky y Garfunkel, lo toman como una provocación. Y los nabos innumerables, graves analfabetos funcionales, lo toman como golpismo.
El propósito, en la práctica, consiste en ahorrarle otro año perdido al Neuropsiquiátrico.
Por los carriles normales que se van a utilizar, con la colectiva masturbación de las PASO, y de la primera y segunda vuelta posterior, se llega al dichoso cambio de gobierno (o a la reconfirmación del modelo a través de Scioli, o en menor medida de Randazzo) recién en diciembre de 2015. El nuevo (o el mismo) gobierno no podrá implementar ningún plan mínimamente atendible hasta marzo de 2016.
El verano sirve, en el Neuropsiquiátrico, para rosquear, desestabilizar, asesinar. Nunca para construir.

Mientras esté La Doctora

Con el país catastróficamente dividido, enfrentado, en la lona, aislado y sin la menor credibilidad -externa ni interna-, en default y desacatados, en la plenitud del naufragio, con el desvarío de la guerra entre espías (las Servilleta’s War, cliquear), y ahora con la carga del muerto expresivo que destruye la legitimación moral, lo más aconsejable es hacer la plancha.
Adelantamiento en el NeuropsiquiátricoQuedarse tranquilo, en el molde. Vivir a control remoto, gastar lo necesario. En punto muerto. Dilatar sin arriesgar. Retroceder. Durar.
Según criterio extremo de Asís, el cuento del inversor extranjero es sólo efectivo como chicana.
“Nadie, mientras siga La Doctora, va a poner un mango en la Argentina”, teoriza. “Menos aún si los argentinos no estamos dispuestos a poner, al menos, una parte mínima del canuto”.
La Doctora se encuentra patológicamente sostenida por los pasivos que sacan. Mientras hostiga y maltrata a los que ponen, que le desconfían y, a esta altura, colectivamente la detestan. Son los que deberían poner más de la que ponen, y es razonable que no la quieren tirar.
De existir una mínima credibilidad. De contar con la perspectiva de algún gobierno viable, la pondrían. De a poco. Sin exagerar.
Mientras esté La Doctora sólo el chino conquistador o el ruso oportunista podrán racionalmente poner alguna moneda.
Son los que encaran un riesgo mínimo en el Neuropsiquiátrico signado por la sospecha, tomado apenas como una atractiva mesa de saldos (cliquear).
Los chinos, precisamente, cumplen una digna función cultural. Son los que nos van a hacer revalorar, incluso, hasta a los españoles.
Ante la ingobernabilidad, Alfonsín, El Providencial, adelantó su partida y quedó en la historia como el gran demócrata.
Adelantamiento en el NeuropsiquiátricoDuhalde, El Piloto de Tormentas (generadas) también acortó, sin completar el mandato que le hubiera correspondido a De la Rúa, El Siestero.
Y en el Neuropsiquiátrico congelado, en cuesta abajo, mientras La Doctora continúe en el poder, la gobernabilidad sólo se mantiene por la paciencia infinita de la sociedad. Y sobre todo por la alarmante comodidad del opositor light, que actúa con la prudencia insuficiente que les marcan sus consultores equivocados.
Con un mínimo sentimiento de patriotismo, y en beneficio de su salud tan vulnerable y vulnerada, La Doctora -que aún acapara la iniciativa- podría encarar la iniciativa de anticiparse. Una osadía que nunca va a plantearle ningún opositor del muestrario complaciente, acostumbrado a funcionar a partir de la explotación de los errores.
Lo que Asís sugiere, en definitiva, es eliminar la pedantería de las PASO. Una costosa e innecesaria duplicidad que nos traba en medio del hartazgo. De la desesperada sensación de debacle que impera en el Neuropsiquiátrico. Para ir, directamente, hacia las presidenciales en Mayo. A los efectos de organizar la invariable segunda vuelta en junio, y realizar el cambio de banda en julio.
Adelantamiento en el NeuropsiquiátricoAl elegido se le debiera brindar un margen amplio de gobernabilidad. Para que aplique de inmediato los planes, las ideas -si es que las tiene- para producir la renovación del ánimo que se le reclama. Para ahorrarle, al Neuropsiquiátrico, un año entero de decadencia y desgaste, de enfrentamientos, papelones y rencores, con los deseos lícitos de venganza cíclica, que se contienen y extienden.
Carolina Mantegari
para JorgeAsisDigital.com
permitida la reproducción sin citar la fuente.
Posted on 11:03 | Categories:

sábado, 24 de enero de 2015

NISMAN EN LA ARGENTINA CONGELADA

Versatilidad para el desconocimiento,
      la improvisación y la falsedad



escribe Jorge Asís 
especial para JorgeAsísDigital

                  París, especial        
 

                 La versatilidad para el desconocimiento de la interna de Medio Oriente logra que en la Patria prosperen las teorías más demenciales.
               Argentina se quedó congelada entre muertos de hace cuarenta años.  Y padece los malentendidos de una situación interna en Medio Oriente de veinte años atrás.
               
Tal vez Estados Unidos hoy no hubiera necesitado tanto demonizar a Irán como en 1994. Ahora comparten el mismo enemigo. Es Daech, más conocido como el Estado Islámico.
                La irrupción de Daech altera las interpretaciones plácidas de las cancillerías de occidente. Las somete a desafíos informativos e interpretativos, mientras sus sociedades se escandalizan por la mediática brutalidad que impone el Califa Abu Bakr Al Baghdadi. Como arrojar al vacío a los homosexuales. O matar en público a una adúltera. O fusilar adolescentes por mirar un partido de fútbol por televisión. O decapitar rehenes a canilla libre (al cierre del despacho se aguarda que rueden dos cabezas de japoneses). 
               Al margen de la bestialidad, las cancillerías constatan que Daech, con su sunnismo radicalizado, desplaza de la centralidad a Israel-Palestina y su problemática. Ya el Medio Oriente no oscila alrededor del instalado conflicto.           
              Territorialización de la jihad 


                Daech, incluso, se convierte en una amenaza para quienes financiaron, en un principio, en Siria, a los combatientes contra Bashar. Como Arabia Saudita. Y aporta un elemento nuevo que desubica, y sobre todo debilita, a las distintas franquicias de Al Qaeda. 
                Es la territorialización de la jihad.
                Ya no se trata de crear focos de tensiones, ni de generar pánico o caos. Daech se consolida en un amplísimo territorio que unifica a los sunnitas humillados de Siria e Irak. Y explota zonas petrolíferas y hasta vende sin graves inconvenientes morales su producto. Y lo más grave, trata de convertirse en el tercer gran actor que torne aún más complejo el panorama.
                 En adelante, ya no se debate la problemática entre el Irán persa y chita y la Arabia Saudita rigorista y sunnita.
                  La territorialización de Daech, sumada a la condición ganada de enemigo principal del "satán americano", emerge como una atracción para los islamistas radicalizados de occidente que ingresan, como por un tubo, a través de Turquía.
                  Hoy Irán y Estados Unidos se aproximan a través de los horrores del enemigo común, mientras Israel aceita, cada vez con más intensidad, sus vínculos con China. Como la Argentina. Aunque con menor tendencia hacia la improvisación.
             

Servilletas war

               El fiscal Alberto Nisman, abocado exclusivamente a la investigación del atentado contra la Amia, es el exponente de la tesis de la justicia nacional que culpabiliza a Irán. Y que tuvo el respaldo, por órdenes superiores, de la Secretaría de Inteligencia, con el aporte ideológicamente significativo de la CIA y el Mossad, que se renovó mientras se sucedían los presidentes. 
               Pero cuando se produce el disparatado viraje argentino, se desata, en simultaneidad, la guerra de las servilletas, o las “servilletas war”. Y queda Nisman desubicado, como la propia SI. O sea la Secretaría que, con la carátula de Icazuriaga, Corazón de Ballena, y del Paco Larcher, El Espía que viene de Abril, comandaba en la práctica El Ingeniero. Es el personaje mítico que otros llaman Jaime, Jaimito o Stiusso, y a quien La Doctora, junto a los estereotipados cancerberos del cristinismo, quieren tirarles el muerto. O sea a Nisman. 
              Es precisamente Jaimito quien descubre, según nuestras fuentes, las vinculaciones de una inteligencia y cancillería paralela, que protagonizaban seres tan pintorescos como audaces. Desde D’Elía, El Falso Negro, hasta Esteche, El Escrachador. Y Jaimito se da cuenta también que lo tenían penetrado a través de El Francés, que directamente respondía a los buscapinas que se apostaban en la Casa Rosada. Pero también integraba la banda paralela el propio canciller Timerman, El Ruso de M. Es quien en la causa perdida del cristinismo ofrendó hasta su identidad. Y lo peor es que el pobre creía, según nuestras fuentes, que el acuerdo con Irán era positivo para el esclarecimiento del atentado.
              Puede constatarse entonces que Timerman, ante todo, pudo ser un torpe. En realidad, lo fue.
              Pero la torpeza en la diplomacia suele ser imperdonable. 
              Acordar con eI Irán de Mahmud Ahmadinejad era lo mismo que arreglar algún tema con la Argentina del general Bignone en setiembre de 1983.
             Por su fantástica impericia, La Doctora iba a quedarse pegada con Ahmadinejad. Es el alucinado que pretendía arrancar a Israel del  universo como si fuera un racimo de uva chinche que cuelga en la parra. Y todo para hacerle un favor al extinto Chávez, mientras Rohuani, el sucesor cantado de Ahmadinejad, arreglaba con Obama hasta el tema nuclear.
             Pero nadie se lo advirtió a La Doctora cuando, en su amplia versatilidad para el desconocimiento, se lo reprochó a Obama, en uno de los momentos más reprobables de la historia diplomática argentina. Cuando La Doctora, en su desatino invariable, hasta comprometió al Papa Francisco, que es acaso el máximo apoyo que tiene para llegar al final, pese a sus horrores. 
             Hay que estar de acuerdo con Francisco. Sólo que, para ayudarla mejor, habría que acercarle a La Doctora la línea de llegada.
             Pero estados Unidos e Irán se aliaban ante la aparición del nuevo enemigo. Daech. 
              Inconvenientes de analizar una realidad dinámica con la vocación exclusiva por la historia estática.
              

               La tragedia de Nisman

              Lo que pudo haber sido un episodio apenas payasesco de nuestra (falta de) política exterior derivó en una tragedia. El asesinato del fiscal Nisman, justo el día anterior de la presentación en el congreso. De la denuncia acaso excesiva que involucraba a La Doctora, y a la banda de marginales que utilizó para enlodar, aún más, a su administración.
             Fue el turno del festival de dislates e improvisaciones que amenazan con llevarse puesto su gobierno.
              Queda por suerte sostenido por la limitada paciencia de una sociedad de reflejos controlados, y por la persistencia de una oposición que parece estar más cómoda en su estado pasivo. En su estado –digamos-  caniche. Una oposición inofensiva y envuelta que se acostumbró a funcionar sólo a través de la explotación de las equivocaciones de La Doctora. Que es quien  mantiene, en sus peores momentos, la iniciativa.
             
El asesinato del fiscal Alberto Nisman conmueve y enluta a la sociedad argentina y despoja al gobierno de La Doctora de legitimidad moral.
            El Caso Nisman hoy es mucho más gravitante que su investigación.
             Nadie lo veía al doctor Nisman con muchos deseos de suicidarse. Al contrario, aparecía como bastante acelerado y saludable. Se registró probablemente un exceso de "tapones de punta". Los políticos y los enternecedores periodistas encuadrados se obstinaron en demostrar que Nisman –un “pobre muchacho”- se suicidó porque no podía bancar la parada.
             En el hundimiento, entre el grotesco y el bochorno La Doctora hizo incinerar hasta a su máxima fortaleza. Sus diputados, numéricamente suficientes para aprobar la demencialidad que fuera.
             Infantilmente los diputados  descontaron, de frente a los televisores, la tesis de la inducción al suicidio. Mientras lo que necesitaba saber la sociedad era por que habían asesinado al fiscal que en bloque descalificaban.
             Debían cuidarlo a Nisman como si fuera de cristal. Que ni siquiera se les resfriara.
             Por incompetencia, deben hacerse cargo, ante la historia, del muerto.  
   
               
                                                                    

                                              Jorge Asís
.   
Posted on 16:05 | Categories:

jueves, 25 de diciembre de 2014

La utopía de pagar sueldos

Relevamiento Federal, Santa Cruz: El cambio con Costa-Zuvic o la reelección de Peralta. La provincia como aguantadero.

La utopía de pagar sueldosescribe Oberdán Rocamora
sobre informe de Consultora Oximoron

Introducción
Lemas para frenar a Costa-Zuvic

Que Eduardo Costa, El Hipertehuelche radical, en la última elección parlamentaria haya aplastado al kirchnerismo, no garantiza que vuelva a masacrarlo en 2015, cuando se escoja el nuevo gobernador (o trate de permanecer Daniel Peralta, El Campera).
Para la próxima compulsa, el Frente para la Victoria impone otra vez la Ley de Lemas.
Ocurre que un solo candidato peronista hoy no puede vencer al matrimonio Costa-Zuvic. Pero si se le suman los aportes de varios, aún podría dilatarse el cambio de la historia.
Para el kirchnerismo, perder Santa Cruz es mucho más grave que una cuestión simbólica. Ningún dilema cultural.
Sería -para Oximoron- directamente una catástrofe. Con superior generosidad, se desbordaría la repugnancia administrativa del último cuarto de siglo.
Osiris Alonso D’Amomio
Director Consultora Oximoron
——————————————————————————————————————————–

Río Gallegos, especial

Lo que sorprende es que Sergio Massa, el titular de la Franja de Massa, pueda tratar con los dos rivales que asoman en la pelea política de Santa Cruz. Con el radical Costa y con el peronista Peralta.
Es otro motivo más para indagarlo. ¿Qué es lo que representa Massa en la Argentina? O con mayor profundidad, ¿qué cosa extraña es el massismo?
Probablemente sea algo más sustancioso que un “rejuntado” a la carta. En condiciones pragmáticas de pactar con las dos puntas.
La utopía de pagar sueldosPero aquí, según nuestras fuentes, Massa aparece pegado con Costa. A pesar, tal vez, de la señora Mariana Zuvic de Costa. El máximo cuadro del “costismo” se reporta a la señora Elisa Carrió, La Demoledora.
“No se equivoque, Massa y Peralta son buenos amigos”, confirma la Garganta.
Pero no puede apoyarlo a Zamora en un lema, para juntarse después con los votos del cristinismo. Es su enemigo.

Radicales y peronistas enojados

Sin menoscabar a Río Turbio y Las Heras, son tres las localidades que aquí definen la elección.
En primer lugar Rio Gallegos, que fue el tubo de ensayo de Néstor Kirchner, El Furia. Se impuso primero como intendente (1987) y después como gobernador (1991).
Segundo El Calafate, la espumosa Ciudad Kohinoor. Merecería conocerse por los otros atributos, por ejemplo la belleza, la cercanía del glaciar, y no sólo por el escándalo de los hoteles inconcebibles que unifican a La Doctora con Lázaro, El Resucitado, el súbito empresario que signa la desgraciada etapa lazarista del cristinismo (cliquear).
Y en tercer lugar está Caleta Olivia, en el norte. Es donde hoy talla Facundo Prades. Trátase del radical que se emancipó de Costa para hacerse “vecinalista”. Y para aproximarse, según nuestras fuentes, hasta el entendimiento, con el gobernador Peralta, El Campera. Cuentan que Campera trata de asociarlo en el proyecto de quedarse.
Téngase en cuenta que en Santa Cruz abundan los radicales y los peronistas enojados con las respectivas dirigencias de sus partidos. Brotan entonces los Club Swingers (cliquear), las mezclas. Los blends, tratados en otros textos del portal. Con los inconvenientes para armar entre tantas contradicciones.
Sin ir más lejos, cuando aparece Massa se aglutinan identidades de peronistas y radicales. Pero también las espanta.
La utopía de pagar sueldosComo a Daniel Fernández, de la Ciudad Kohinoor, que sigue el ejemplo de Prades y se acerca, también, a Peralta.
Acaso la imperante disconformidad con los dirigentes tradicionales estimule la misteriosa legitimidad del Partido Obrero. Trotskistas que mantienen en el bolso un 15%. Impregnan de “acción y aventura” al sindicalismo e impactan en la sensibilidad de los empresarios. Pasa algo similar en Salta, La Trotska (cliquear).

Superproducción de empleados públicos

Por las carretillas de dinero que arrastró Julio De Vido, el Ex Superministro, en Río Turbio el cristinismo está fuerte. Como -consigna Oximoron- en Las Heras, que contiene un intendente de La Cámpora, Lalo Caminos. Es de los escasísimos camporistas que pudo alguna vez ganar algo. Por elecciones, y no ingresar con la prepotencia del dedo de La Doctora.
Conviene recordar que el Frente para la Victoria oficialista lo componen aquí sólo los buscapinas de Kolina, de la señora Alicia Kirchner, La Fotocopia, y el Partido de la Victoria, que presidió alguna vez en el orden nacional la señora Graciela Ocaña, La Reina del Dengue. No integra el frente el Justicialismo Vegetal, que está manejado a su gusto por El Campera.
Sin embargo se descuenta que, por las necesidades estructuralmente económicas, otra vez el PJ -o sea El Campera- va a formar parte del Frente. Por la utopía de pagar los sueldos. Para permanecer después de diciembre de 2015, y sobre todo para llegar con aire a diciembre de 2015.
Esta es una provincia brutalmente despojada que padece una superproducción de empleados públicos. Pero vive de las regalías petroleras.
Si había ya problemas con el barril a 120 dólares, resta imaginarse el futuro inmediato con el barril a 60. Al gobernante le queda la triste alternativa de mangar.

Soltar la mano

En cambio en Río Gallegos, sin siquiera esforzarse, con seguridad gana Costa-Zuvic. Al menos Costa va a recuperar la capital para el radicalismo.
El realismo de la derrota consigue que sea un acto irresponsable jugarlo a Máximo, En el Nombre del Hijo, para la intendencia, a los efectos de repetir la peripecia del padre.
La utopía de pagar sueldosEs más factible que Máximo logre mojar la medialuna de la diputación. Y ponerla de frontón a La Fotocopia, que tiene una rica experiencia en derrotas.
Aquí lo ayuda a Costa-Zuvic la irrelevante administración de Raúl Cantín, el intendente actual. Trátase de un kirchnerista básico que carga con la mochila dinástica de ser el tío de El Resucitado.
A propósito, por aquí trasciende alguna idea inquietante con respecto a Lázaro. El súbito empresario planifica, según las fuentes, asumir el rol del arrepentido.
Para evitarlo, La Doctora esclarecida se dispone a sostenerlo. Tratar que anímicamente no se le derrumbe.
La instrucción es bancarlo a Lázaro más que a Boudou, El Descuidista. Aunque se arrastren los nombres de las decenas de empresas de fantasía. Aunque alguna alude, también -consigna Oximoron- al otro. A Cristóbal.
“Si Cristina tiene que elegir entre soltarle la mano a Lázaro o soltar a Cristóbal, no lo dude, lo deja caer a Cristóbal”, confirma la Garganta.
Y pensar que Cristóbal -pobre- siempre mantuvo la jactanciosa obsesión de diferenciarse de Lázaro. Aclaraba, cuando podía, que era empresario desde antes de Kirchner.
“Pero al final chorizos”, consigna otro.
No obstante Cristóbal, llegado el caso, tiene más espalda propia para defenderse. Tiene poder de fuego. Su peripecia es realmente distinta. En cambio Lázaro, para sostenerse, sólo cuenta con el pilar de La Doctora, y con los multiplicados “cancerberos del despojo” (cliquear)que se le encuadran.
Las circunstancias se enlazan. Se encadenan.
La etapa lazarista del cristinismo complementa la derivación delictiva del kirchnerismo.
La utopía de pagar sueldosDebe tratarse entonces lo segundo (la derivación delictiva) para interpretar la magnitud de lo primero (la etapa lazarista).
Hoy los rincones del ring los ocupan Peralta y Costa.
Si triunfa Costa es el triunfo de Zuvic y la provincia será un festival de desenmascaramientos y tensiones.
Si continúa Peralta, Santa Cruz amaga con convertirse en un aguantadero estratégico. Con algunos paisajes románticos, como los que abundan en la Ciudad Kohinoor, para atenuar la espera y preparar la réplica.
Oberdán Rocamora
para JorgeAsisDigital.com
Posted on 11:31 | Categories:

Cataluña y la puntanidad

Relevamiento Federal, San Luis (Estado Libre Asociado): El gobernador delegado Claudio Poggi aguanta las críticas de Alberto Rodríguez Saa.

Cataluña y la puntanidadsobre informe de Consultora Oximoron,
Redacción final Carolina Mantegari
especial para JorgeAsísDigital
“El gabinete de Poggi es muy poco puntano”, confirma la Garganta. Le falta puntanidad, la cultura del lugar.
“Se aflojan los controles, se tiende a la dispersión”. Y crece -lo peor- el kirchnerismo.
Gobernador delegado del Estado Libre Asociado de San Luis, Claudio Poggi, cordobés, confirma que quiere ser reelecto. Es probable, incluso, que lo sea. Siempre y cuando el gran actor, notable pintor, competente conductor radial y ex gobernador, don Alberto Rodríguez Saa, Brad Pitt o El Chapa, lo permita. Y no insista en distraer sus reconocidas aptitudes estéticas para corregir las desviaciones del delegado gobernador. De la línea que le marcaron sus sabios antecesores. O sea el multifacético Alberto.
Es quien ejerce la titularidad, el turno del Alberto, mientras Adolfo Rodríguez Saa, Lo más Alto, el hermano corso que lo admira, lo deja hacer y deshacer.
Entonces, desde su programa radial que alude a los contactos metafísicos con el Planeta Xilium, Alberto lanza andanadas de críticas constructivas hacia el gobernador. O las escribe, en una magnífica muestra de pluralidad, en el diario de la familia.

La cuestión de la “puntanidad”

“Adolfo está más allá, más arriba, para los puntanos es como Dios, fue presidente, está en la escena nacional e internacional. Es el padre de la puntanidad”, continúa otra Garganta.
Cataluña y la puntanidadEn cambio Alberto conduce aquí, en la tierra. Es el vigía y estratega del Estado Libre Asociado, una excepción que se destaca por su prosperidad y “poco tiene que ver con el resto de la Argentina”. San Luis ofrece conexión a internet hasta en los árboles. Es comparativamente superior a cualquier provincia, de las sometidas al estado central. Por las carreteras iluminadas, que cualquier forastero exalta, hasta por los avance sociales que muestran un mundo menos desdichado, casi feliz. Como lo soñaba el novelista inglés, Aldous Huxley.
“Aquí no tiene trabajo sólo aquel que no quiera trabajar”, prosigue la Garganta.
Los puntanos se jactan de construir más viviendas de las necesarias. Incluso Alberto instruye a los funcionarios para que estén atentos a las derivaciones del crecimiento demográfico. Para que se impida la gestación de villas. Como las villas que ofenden la sensibilidad más elemental en el conurbano bonaerense, o en la misma capital federal, en los alrededores de Gran Córdoba o de la Circunvalación de Rosario.
“La identidad villera aquí nada tiene que celebrar”.
Veinte años atrás, la puntanidad del Estado Libre Asociado ya sorprendía a los viajeros. Por ejemplo, con el ritual de una orquesta sinfónica integrada por niños. O con la extraña escuela de ballet clásico que dirigía un ruso real, especialmente importado (por Alberto) desde el Bolshoi de Moscú, un joven refinado, encantador y perfectamente homosexual.
Consta que en la actualidad, esta Cataluña argentina, no vería mal emanciparse del estado nacional que sólo les brinda disgustos.
O por lo menos estos puntanos de Alberto y de Adolfo aspiran a adquirir mayor autonomía. Se jactan de la tendencia ideológica de impartir felicidad. Pero también se ufanan del desarrollo turístico, ya no sólo en Merlo o en Potrero de Funes.
Cataluña y la puntanidadDespués de 28 años de reinado de los Rodríguez Saa, en 2011 Alberto prefirió los escenarios, interpretar más a Gregorio de Laferrere, actuar en Villa Mercedes, irse de gira a Villa Carlos Paz, a Buenos Aires. Y Adolfo decidió recluirse en el senado, donde hoy mantiene el destino de Planta Permanente, como Reutemann, mientras amaga con ser candidato presidencial.
Consigna Oximoron que hoy Adolfo está anexado, como otro “renovador” más, a La Franja de Massa, la que orienta Sergio, el Renovador de la Permanencia, que les ofrece la alternativa de renovarse gratis.
Por propio peso, trasciende que Adolfo quisiera proyectarse como el más idóneo vicepresidenciable de Massa, que emerge como un experto distribuidor de rivotriles que carga en sus bolsillos. Cuentan que, a la menor distracción, les coloca a los interlocutores un rivotril en el agua mineral. Los duerme.
Aparte de participar como actor en Las de Barranco, de Laferrere, Allberto lució en “El acompañamiento”, vigoroso drama en un acto de Carlos Gorostiza, estrenado por los memorables Carlos Carella y Ulyses Dumont. Participó también de otras propuestas, con suerte bastante relativa, y ahora, los muchos que no lo quieren, ni lo toman demasiado en serio, confirman que se cansó de ser actor, de ser conductor radial, bailarín, cantante, equilibrista, artista de variedades y quiere volver a ser, por lo menos, gobernador.
Por lo tanto acusan que Alberto comenzó una perversa tarea de serrucho y esmerilamiento sobre Poggi. Al que se le prestó el poder, como si fuera el traje negro para asistir a una fiesta de casamiento. Tiene que devolverlo.
Pero Alberto también intentó dos veces ser presidente. En 2007, acompañado del ingenioso Héctor Maya, apodado El Veintidos. Y en 2011 fue con el “acompañamiento” del filósofo positivista José María Vernet, El Tati, autor de los opus más formidables del pensamiento peronista.
La última experiencia tuvo que ver con el piadoso bochorno del Peronismo Federal. Fue cuando con Eduardo Duhalde, El Piloto de Tormentas (generadas), Felipe Solá, El Máximo Cuadro del Felipismo, y Mario Das Neves, El Tenor Portugués, abandonaron la cancha grande del peronismo para hacer un picadito de potrero entre ellos. Fueron picaditos electorales en diversos distritos. Quedaron Alberto-Vernet contra Duhalde-Das Neves. Cataluña y la puntanidadHasta que se estrellaron en Tucumán, cuando el gobernador Alperovich le advirtió a su amigo Duhalde. “Tenemos orden de Buenos Aires de votar contra usted”. Entonces cada fórmula fue por su cuenta y La Doctora los taponó con votos a las dos. La experiencia explica mejor el hartazgo sólido de Alberto y decidir refugiarse en la libertad del teatro, en el lienzo, y hasta en “el éter” como decían las abuelas.

Insidias del Balcarce

Pese al desborde de la felicidad, lo que se extiende también aquí es el cristinismo. A fuerza de ideología, de recorte generacional, y mucha moneda.
Enrique Ponce, intendente de San Luis capital, es el opositor que responde a Kolina. Son los buscapinas que conduce Alicia, La Fotocopia.
Los grupos se extienden tanto que hasta tienen la propia interna K. Con el senador Pérsico, el citado Ponce, y la señora Nora Videla, que saltó desde el albertismo hacia la oposición.
En el bar Balcarce, en plena Rivadavia, abundan los que quieren renovar, de una vez por todas, a los flamantes renovadores que se imaginan eternos.
“Pero no se deje engañar con tanto mundo feliz, los Rodríguez Saa aquí tienen el boleto picado”, confirma otra Garganta. Si se arrima al kolinismo es sólo para tomar distancia de los Rodríguez Saa.
Cataluña y la puntanidad“Si no es en 2015 capotan en 2019. Fijesé que están rodeados de septuagenarios”. Son Sub 70 que aspiran a mandar para siempre en esta Cataluña Nacional.
Aceptan, en el Balcarce, que Poggi, Poder Prestado, es el mejor discípulo de Adolfo. Y que nada le cuesta “aguantar los palos de Alberto, que se cree conductor”.
En tres años de préstamo, Poggi supo entenderse con los peronistas y los normales de cuarenta. Con los Sub 50 que quieren cobrar, y sobre todo dar órdenes. Con elaborado criterio consideran que se llega más rápido si se sitúan en las proximidades del cristinismo. Así tengan que “fumarse” a Scioli, “que es amigo, no hay problema”.
Carolina Mantegari
Consultora Oximoron/Redacción final
para JorgeAsisDigital.com
permitida la reproducción sin citar la fuente.
Posted on 11:29 | Categories:

viernes, 12 de diciembre de 2014

Cancerberos del despojo

Argentina no arregla con los holdouts. El Elegido es Scioli sin decirlo. La intervención de Clarín.

Cancerberos del despojoescribe Oberdán Rocamora
Redactor Estrella, especial
para JorgeAsísDigital
En su misericordia innecesaria, para Francisco “Argentina tiene que llegar al término del mandato en paz”. Pero ningún ser demoníaco ni perverso se dispone a clausurarlo.
Sucede lo contrario. Sin mandato, con alteraciones cosméticas, La Doctora se propone prolongar el dominio. La influencia.
Se resignó a aceptar, según nuestras fuentes, que el candidato para sucederla sea Scioli, Líder de la Línea Aire y Sol. El Elegido.
A su pesar, La Doctora planifica calzarle, en defensa propia, la banda. Ante el aplauso emotivo de los cancerberos del despojo, también preparados para la continuidad.
Bonzos que se esmeran en protegerla, ante la ofensiva mediática y judicial. Derivaciones de la pasión recaudatoria del extinto. De la autoritaria conducción que inducía, a la abogada exitosa, a suscribir los papeles misteriosos.
“Esto es ganancial, firmá aquí”, le decía, en 2006, cuando El Furia era el presidente y ella se jactaba en la parsimonia del senado.
Pero La Doctora, según nuestras fuentes, no va a explicitar aún el apoyo al indeseable Scioli.
El objetivo es asegurarse la centralidad durante seis meses y mantener la iniciativa. Evitar que el poder se desplace, con prematura celeridad, hacia Villa La Ñata, la residencia del Aire y del Sol.
Cancerberos del despojoEs la Santa Marta personal con que Scioli suple aquella casona del Abasto. Se amontonan, en las paredes, las imágenes multiplicadas hasta el techo. Testimonios gráficos del pasado glorioso del motonauta. Los acaba de concentrar en el libro autobiográfico que expone su ideología vital. Sin palabras. Basta con las fotografías.
La idea fue desplazada por la imagen. Más grave aún: la idea es la imagen. Benedetti escribía: “eres mejor que todas tus imágenes”.

“Efecto Brito”

La Argentina irresponsable no va a acordar nada con los holdouts. Es la antesala de la franela del verano. Emerge la estrategia del pedal. La frivolidad que complementa la mala praxis.
No existe la menor intención de poner una moneda. Ni de derogar ni corregir ninguna ley demencial, como la inutilidad del “pago soberano”.
Entre enero y marzo del electoral 2015 se pondrá en práctica, según nuestras fuentes, otra instancia de dilatación, como la emprendida durante dos años. Fue clausurada por la Suprema Corte de los Estados Unidos, que no se conmovió con la densidad de los pesares nacionales.
El Buitrero es apenas un cretino materialista sin escrúpulos. Lo moviliza la épica sensible de los dividendos.
Se imponen las próximas ceremonias de pedaleo. Idas y venidas de funcionarios, de la magnitud académica de Axel Kicillof, que aprende con la pasantía de ministro de Economía.
Con empresarios de buena voluntad que pugnan por hacer la mejor letra, aunque esquivan el rigor del “efecto Brito”. Que La Doctora los desautorice en la plena negociación que les encarga. Comprar la sentencia de almaceneros y dejarlos colgados de la ventana del estudio Pollack.
Cancerberos del despojoTrascienden, aparte, las conversaciones con banqueros imaginativos que se resisten a distraer algún moroso fin de semana en Punta del Este. Sin voluntad de participar de las discusiones relativas a la conveniencia de que algún Fondo, buitre pero decente, se interese en adquirir la sentencia (de almacenero) para acceder a la gratitud de la filantropía.
Por instrucciones de La Doctora, Argentina no va a pagar más de lo que se le pagó oportunamente a los bonistas que entraron en la heroica reestructuración de deuda. Encarada por el estadista trunco que no dejó las convicciones en la puerta de la Casa Rosada. Fue peor. Se metió con las convicciones adentro. Contenían el atributo reprobable de imponer los mecanismos recaudatorios que hoy atormentan, hostigan y colman de stress a La Doctora.
Para evitar la guadaña exhibicionista que cae sobre la cabeza de ella y del hijo que desprotegieron, La Doctora apela al copamiento patriótico del poder judicial. A través de fiscales y jueces que deben destacarse por las aptitudes eternas para ser cancerberos del despojo. Cuestión de hundir, en el barro de los fueros, a los juristas conspiradores, los que osaron meterse con la hotelería reparadora y revolucionaria de La Doctora.
O con las inversiones multiplicadas del empresario exitoso. Un dependiente como Lázaro, El Resucitado. Protagonista involuntario de “la etapa lazarista del cristinismo” (cliquear). Humillación que debe tener su final feliz.

Desacatados y desesperados

El default llegó para quedarse. Como el desacato. Debiera tergiversarse mejor la historia. Presentarla como dos honores. El privilegio de ser quebrados y desacatados por el imperio de los torturadores brutales que desacataron a la humanidad. En Abu Graib o en Guantánamo.
Lo que se profundiza, según nuestras fuentes, es el antiimperialismo preventivo. Posicionamiento redituable. “Garpa”.
Es también la antesala de la radicalización de las imposturas. Decisiones desesperadas que preocupan, con fundamentos básicos, a las autoridades del Grupo Clarín, el ex aliado que aún sobrevive.
Aguardan, en cualquier momento, mientras pasan innumerables papeles por la máquina trozadora, la guadaña de la intervención.
Cancerberos del despojoLo sospecha el consternado Flaco Rendo. Lo saben los parientes Casey y Magnetto. Al cristinismo le queda solo un año entero para pulverizarlos.
La Doctora aquí se inspira, según nuestras fuentes, en los recursos del ecuatoriano Rafael Correa. Es el que supo destruir el periodismo crítico.
Hoy la agenda de los medios críticos es infinitamente más desafiante y comprometida que la agenda de los opositores reales. Los opositores tibios se encuentran envueltos con el cuento de la moderación. Son estructuralmente moderados porque no tienen otra alternativa. No se atreven a ofrecerle a la sociedad la mercadería que reclama. “La ruptura tan temida”, cliquear.
Con el lustro de la complacencia inicial, entre 2003 y 2008, el Grupo Clarín colaboró sustancialmente para que Néstor Kirchner, El Furia, impusiera la precipitada hegemonía que hoy se paga.
Al trascender el espesor de estas líneas, deberían planificar una guardia permanente. Un estado de asamblea virtual. Con notables dispuestos a turnarse durante el día y la noche. Aunque se trate de enero.

Última recuperación

Pese al estancamiento, a la falta absoluta de credibilidad, con una economía demencial y sin dólares a la vista, ya sin la menor perspectiva de crear puestos de trabajo, y acosado por la justicia, el gobierno legitima otra vez, en el país patológico, la vieja tesis del portal. “Debe interpretarse el cristinismo a través de sus recuperaciones. De sus caídas”.
De pronto, en plena estanflación (inflación + recesión) que se niega, sienten, desde la lona, que se recuperan.
Lo perciben en el temor repentino del adversario. Los empiezan a tratar como un producto aún competitivo.
Planchan el dólar después de secar la plaza. Seguros que no van a registrarse los saqueos en los supermercados que anunciaban los catastrofistas. Ni los graves cortes de luz. Atributos del país congelado, que marcha a un cuarto de máquina.
Cancerberos del despojoEn la última recuperación se jactan, incluso, de no reducir, en lo más mínimo, el gasto público. Fantasía que reclaman“los papagayos del neoliberalismo” (cliquear).
La Doctora va a claudicar como su irritante colega Dilma, que concede hasta rendirse. Para designar como ministro de economía a Levy. Un neoliberal de los peores.
Pero por suerte Dilma aprendió la gran lección del kirchnerismo. Instaura la Comisión de la Memoria. Compensación de caramelos de madera para los sensibles de la izquierda.
Dilma aprende de Los Kirchner que “remover los odios del pasado es también un negocio político”. Contiene a los sectores esclarecidos que retroceden en la economía, pero se aferran al esquema progresista. Como en la Argentina, donde los sectores culposos de la progresía se aferran al cristinismo. Se incorporan, a veces sin llevarse una moneda, a la colectiva negación. Para convertirse también en cancerberos del despojo.

Caravana de réprobos

Si la economía colapsa, le estallará, en todo caso, al sucesor. Sea Macri, el adversario. O Massa, el enemigo.
Pero si después del verano se percibe que en la primera vuelta gana el indeseable Scioli, tal vez se cambie de idea. Y comiencen a negociar de verdad con los holdouts. Para gobernar los mismos, algo más tranquilos.
Ya está decidido. Scioli es el mascarón. Cabeza de la caravana de réprobos.
Sin embargo, por ahora, Scioli debe pasar por “las puertas del purgatorio”. Como las llamaba el poeta Conrado Nalé Roxlo.
Cancerberos del despojoPara la cotidianeidad del verdugueo, se alinean los alfiles del ajedrez. Cancerberos del despojo que responden a la Reina. Los rivales de “la sexta”. Florencio Randazzo y Domínguez, El Lindo Julián.
O un peón insistente como Urribarri, o Rossi. O el propio Taiana, ex Canciller Inadvertido, que debería lanzarse a competir por la jefatura del Artificio Autónomo. Contra el cancerbero camporista Cabandié. O contra Víctor Ramos, el hijo del gran Abelardo, el anticamporista visceral que los incomoda con los villeros de Barracas o de Retiro. Los que Teresa Parodi prefiere ni ver.
Son pobres que espantan. Crédulos que apostaron por el cuento que les narró La Doctora.
El cuentito infantil de la inclusión social. Con escenas de la Revolución Imaginaria.
Oberdán Rocamora
para JorgeAsisDigital.com
Posted on 10:15 | Categories:

Guerra de Religión en Santa Fe

Relevamiento Federal, Santa Fe: Para frenar al PRO, socialistas y radicales necesitan que el peronismo se fortalezca.

Guerra de Religión en Santa Feescribe Bernardo Maldonado-Kohen
sobre informe de Consultora Oximoron,
especial para JorgeAsísDigital

Introducción
Ahora PRO quiere triunfar

El 24 de julio de 2011, después del extraño corte de luz, y gracias a los votos de Miguel Lifschitz que llegaron a última hora de Rosario, el Frente Progresista (alianza de socialistas y radicales) pudo retener la gobernación de Santa Fe.
El socialista Antonio Bonfatti emergía triunfante por los votos que le aportaba el camarada Lifschitz. El que Hermes Binner había postergado.
Por 60 mil votos de diferencia, Miguel Del Sel, el comediante improvisado como político, no se calzó la banda.
La precipitación de los gerentes de PRO, por reconocer el triunfo de Bonfatti, fue memorable. Ocurría que el comediante había sido contratado para hacer un buen papel. Decoroso. De ningún modo para ganar.
“Si se ganaba, era un problema”, acepta la Garganta. “¿Cómo gobernábamos? ¿Con quién?”.
Distinto fue el abordaje al respecto de Osvaldo Salomón, ex intendente de Chabas, compañero de fórmula de Del Sel.
Guerra de Religión en Santa FeSostuvo Salomón, algo enojado, que Del Sel había ganado. Que cuatro años atrás el PRO prefirió no ganar.
En 2015 -según el presente Informe Oximoron- se registra otro cuadro. El PRO ahora quiere triunfar.
Para evitar que triunfe Del Sel, el Frente Progresista no necesita ningún corte.
Necesita que el peronismo, de una vez por todas, genere una fuerza electoralmente presentable.
Osiris Alonso D’Amomio
Director Consultora Oximoron
——————————————————————————————————————————–

Santa Fe/ Rosario (especial)

Guerra de Religión en Santa FeLos católicos carismáticos del PRO, con las estampitas de Mauricio Macri y de Del Sel, se proponen desplazar del gobierno a los socialistas mormones, asociados aquí a los radicales agnósticos.
Para evitarlo, el UNEN de anticipación pugna por el fortalecimiento rápido de los hugonotes desmembrados del peronismo. Cuentan, incluso, con un candidato presidencial de Santa Fe. Aunque cuesta tomarlo en serio. Agustín Rossi.
Para colmo, hasta el cierre del informe, los heréticos de la Franja de Massa amagan. Intentan. Pero aún no consiguen instalarse con alguna fuerza.
El contexto de la lucha religiosa por el poder es de una violencia conmovedora. Por la vigencia unánime del demonio superior. El satanismo que se impone. El narcotráfico impregnó de “cocinas” los territorios más ricos del país. Con enfrentamientos rutinarios, signados por la macabra contabilidad de muertos.
Errores puntuales. Dedos pegoteados. Pero no se le puede endilgar a los mormones del socialismo la responsabilidad porque se le abrió el paso al demonio. Al margen de la penetración demoníaca entre las fuerzas que deben encargarse de combatirlo.
Lo cierto es que el demonio narco les estalló a los socialistas que venían desprevenidos por preceptos ideológicos. Complejos perniciosos con respecto a la represión. Derivaciones de la tesis románticamente falsa de creer que la seguridad es una cuestión de derecha.Guerra de Religión en Santa Fe Que agita y utiliza la derecha. Pobres.

¿Fin de ciclo?

Evitar el “fin de ciclo socialista”. Es la consigna que reproduce, a nivel provincial, el “final de ciclo cristinista”, a nivel nacional.
¿Y si lo del final es un cuento? ¿Y si los socialistas, como los cristinistas, están más cerca de quedarse que de irse?
Por lo tanto, para permanecer, aquí debe dividirse el extendido voto opositor, que hoy mayoritariamente marcha al macricaputismo.
Es -el macricaputismo- el fenómeno urbano, estructuralmente porteño. Se expande con vigor en Santa Fe, y sobre todo en Córdoba (provincia que aguarda turno para el relevamiento).

Los Migueles

Guerra de Religión en Santa FeAl cierre del despacho, dos “migueles” son los aventajados para suceder al Pelado Bonfatti.
Miguel Del Sel evoluciona merced a la inagotable capacidad de trabajo que complementa su carisma de comediante.
Y el postergado Miguel Lifschitz, ex intendente de Rosario. Mormón que construye pragmáticamente, a través de una autonomía de consciencia que incomoda.
Del Sel es del Norte, y es muy popular también en el Sur. Más por efecto de la televisión que de la geografía.
Lifschitz está fuertemente consolidado en el Sur, pero tiene que esmerarse para que lo reconozcan entre los desconfiados del Norte.
Provincia bifrontal, con cierta tendencia hacia la esquizofrenia territorial, como Río Negro (aguarda también su turno). Con perfiles diferenciados que deben conocerse para interpretar mejor el conjunto.
Entonces es indispensable que se recomponga el peronismo. Los hugonotes se encuentran alejados del poder provincial desde que el extinto gobernador Obeid, en una sobreactuación democrática, acabó con la Ley de Lemas. Instrumento sumatorio que le permitía, a los hugonotes del peronismo, mantener el gobierno, a pesar de su pavorosa declinación.
Guerra de Religión en Santa FeLa última estrella del peronismo fue Carlos Reutemann, hoy un Planta Permanente, becado en la placidez morosa del senado de la nación.
Sin embargo, la figura política más atractiva que queda en pie es la señora María Eugenia Bielsa. Trátase del cuadro más sensato entre la dinastía de Los Bielsa. Pero lo poco que queda de aparato no termina de resistirla. Para colmo, en el escenario nacional, La Bielsa apoya al venerable minoritario Domínguez, El Lindo Julián. Es el último producto para consumo interno de Pepe Albistur, que ideológicamente orienta el nuncio Eduardo Valdés.

Corral y Angelini

En Santa Fe también se reproduce la resistida cuestión del trasvasamiento generacional. Los muchachos de 30 y de 40 se llevan puesto, paulatinamente y desde abajo, a los dirigentes bien conservados de 60 y de 70.
En el Norte -para Oximoron- quien construye futuro (no sólo personal) es José Manuel Corral. Radical de 44 años, intendente de Santa Fe, absolutamente desconocido en el plano nacional.
En el Sur, en cambio, quien construye futuro es Federico Angelini. Tiene 37 años y adhiere al PRO.
Guerra de Religión en Santa FeDespués de Binner y Bonfatti, dos mormones socialistas, los radicales suponen que irrumpe la hora del agnosticismo.
Entonces Corral insiste con la candidatura a gobernador de Mario Barletta, de 61. Lo envían al frente para disputar la interna contra Lifschitz, de 59.
Compulsa, en todo caso, de ex intendentes simbólicos. Otra vez es Santa Fe contra Rosario. Para la evaluación, aquí gana Rosario. O sea Lifschitz.
Trasciende, aparte, que con reconocida astucia Lifschitz se arriesga a una jugada que puede considerarse brillante. Tienta como vicegobernador, según las fuentes, a Fabián Palo Oliver.
Es -Palo Oliver- el intendente radical de Santo Tomé. Un progresista de buena verba que no vacila en definirlo a Barletta como un cuadro de “la derecha”. Una recreación de Alvear o de Balbín, mientras el Palo se reserva, para sí mismo, la continuidad de la línea supuesta, que se extiende desde Alem hasta Irigoyen o Alfonsín.
La jugada de Lifschitz es replicada, según nuestras fuentes, por otro ofrecimiento entrecruzado de Barletta. Para que lo acompañe el socialista Giustiniani, el adversario interno de Binner.
De nuevo, en la citada interna va a imponerse el socialismo. Aunque los radicales se aseguran nunca menos de tres ministerios.

Final con la miniserie

Para concluir, de los tres protagonistas de la miniserie -Daniel, Mauricio y Sergio (cliquear)- quien está peor en Santa Fe es Scioli.
El Líder de la Línea Aire y Sol ni siquiera encuentra a quien apoyar en Santa Fe. Intentó contratar, incluso, a otro humorista, el Pachu, pero tampoco tuvo suerte. Para colmo, quien mejor hace peronismo aquí es Del Sel, desde Mauricio, o sea del PRO. El católico carismático entra en cualquier villa y camina por los pueblos. Entre las caminatas es seguido por los chicos, las viejas, los ciudadanos, como si fuera el guía salvador. Un Sai Baba. Y quien está tentado de seguirlo también a Del Sel, para pesar de Sergio, es el propio Reutemann. Planta Permanente lo admira, aunque expresa que apuesta por la unión del peronismo.
Guerra de Religión en Santa FeConsciente de su debilidad provincial, Sergio intenta. Envía mensajes simultáneos. En su nombre recorre la provincia Martínez, El Cachi, pero por las dudas, como no termina de conformarlo pone en baño maría también a Eduardo Buzzi. Es el animador de aquella mesa de enlace agropecuaria, que en 2008 hacía suspirar a las estancieras.
De los tres, quien mejor está posicionado es Mauricio. Tiene tanta confianza que inaugura la sucursal Santa Fe de la Fundación Pensar. El tanque de ideas para el Arcángel Miguel, que tendrá al frente al “Juanchi” Mercier. Es el ex ministro de economía de Reutemann, el boceto de estadista desperdiciado que dejó pasar dos veces, por su estación, el tren de la oportunidad.
Bernardo Maldonado-Kohen
para JorgeAsisDigital.com
Posted on 10:15 | Categories: